Los regantes y el consejero de Agricultura desean secretamente la continuidad de Narbona

Como es sabido, ninguno de los actuales ministros tiene garantizada su continuidad al frente del Gobierno, tampoco Cristina Narbona, quien no obstante ha adelantado que se ve con ”ganas de seguir”.

Algunos medios han filtrado el nombre de Joaquín Araujo, reputado naturalista y comunicador, como posible sustituto de Narbona al frente de esta delicada cartera (ninguna Comunidad está contenta con este Ministerio: ni Murcia, ni Valencia, ni Castilla La Mancha… pero tampoco Cataluña o Aragón)

Dice Manuel Buitrago en su “Blog del Agua” ( sin duda la voz de referencia en esta cuestión) que: “Ante el futuro de Narbona, los regantes del Tajo-Segura no se pronuncian. No saben qué es mejor, si malo conocido o bueno por conocer, como dice el refrán. Aunque muchos reconocen, fuera de los micrófonos, que Narbona ha hecho todo lo posible por ellos. El consejero de Agricultura y Agua, Antonio Cerdá, resulta cristalino: le da igual que ministro que haya si se mantiene la misma política.”

Yo también creo con los regantes y el consejero Cerdá que Cristina Narbona ha hecho todo lo que ha estado en su mano para que a Murcia no le falte el agua. Admiro al mediático y verborreico Araujo, pero con el agua, como con las cosas del comer, lo tengo claro: más vale malo conocido que bueno por conocer.

2 Respuestas a “Los regantes y el consejero de Agricultura desean secretamente la continuidad de Narbona”


  1. 1 amaral

    que tienes toda la razon

  2. 2 El Tío Saín

    Querido y apreciado Ángel, con las cosas del comer no se juega, pero con las del agua llevan jugando ambos bandos (léase partidos) mucho tiempo: ni el PHN de Aznar y sus secuaces era tal (no era un plan integral ni era nacional), ni los trasvases-cero Zapatero han aportado nada a las cuencas mediterráneas (salvo a las catalanas). Dicen por ahí, según el medio que se lea, que se garantizará el agua para el consumo humano. ¿Eso qué coño es? Entiendo que los árboles de Murcia y Valencia no sean humanos, pero ¿los 35 millones de frutales de nuestra región tendrán algo que ver en que las gentes de Murcia sigamos vivas y, por tanto, siendo humanos?

    Es fácil hablar desde posiciones maximalistas, como las de Narbona, cuando quien implora agua es una región como la nuestra, donde sólo hablamos español y, además, no jugamos con la estabilidad política nacional. Otro gallo nos cantaría si hiciésemos lo mismo en Escombreras y sólo déjasemos que salieran combustibles y energía a las demás regiones españolas para satisfacer necesidades perentorias (escuelas, hospitales,…), tal vez ZP reflexionara un poco.

Añade un Comentario