Reivindicaciones

El pleno que esta mañana ha celebrado el ayuntamiento de Lorca, aprobó por unanimidad de los tres grupos políticos y a petición de Izquierda Unida, realizar los trámites necesarios para excluir de los convenios urbanísticos que se van a desarrollar en Purias-Aguaderas y Avilés, a los propietarios de terrenos que no quieran formar parte de ellos.Medio centenar de vecinos afectados por el problema acudieron esta mañana al pleno para mostrar su oposición a tales convenios tal y como están planteados inicialmente.Los vecinos que primero se concentraron en la Plaza de España, frente al ayuntamiento, portaban camisetas en las que se podía leer:”no al convenio Turbinto-Velillas de Purias”.

Aunque los afectados directa o indirectamente por esta situación, son muchos, los más perjudicados, en el caso de que se desarrolle este convenio urbanístico sobre las 230 hectáreas de terreno previstas, serían una veintena de familias que verían peligrar, además de sus casas, las explotaciones agrícolas y ganaderas de las que han vivido siempre y de las que no se quieren separar.

Las explotaciones ganaderas afectadas son de porcino, ovino, vacuno y caprino y en cuanto a las agrarias , la actividad que fundamentalmente desarrollan es de tipo hortícola y cerealista.

Los afectados han constituido una asociación cuya finalidad es la de representar y defender sus intereses, según indicó la portavoz de los afectados, Victoria Rodríguez quien señaló además que desde hace unos tres años que se iniciaron los primeros trámites del convenio, “nadie nos ha hecho caso”.

Sin embargo, el alcalde Francisco Jódar, el concejal de urbanismo y los portavoces de los grupos políticos en la oposición, señalaron durante el pleno que han mantenido varias conversaciones con los afectados.

Los vecinos señalaron además que en caso de llevarse a cabo la urbanización prevista, “habría que derribar ocho viviendas pues pretenden construir un camino de once metros de anchura en lugar de los tres metros que tienen actualmente”.

El alcalde, Francisco Jódar, se comprometió con el resto de grupos políticos a realizar las gestiones que sean necesarias, sobre todo ante la Comunidad Autónoma, para poder dar cumplimiento a las peticiones vecinales.

En este sentido añadió que “se trata de hacer las gestiones oportunas ante la Comunidad Autónoma que es la entidad que finalmente aprobará los convenios y a propuesta del ayuntamiento pedir lo mismo que se ha hecho con Avilés, para que apruebe la modificación del sector de manera que los propietarios que no quieran estar dentro del ámbito de actuación queden excluidos del mismo”.

No obstante Jódar recordó que “el problema se presenta ahora, pues se trata de modificar unos sectores que ya están aprobados inicialmente con una modificación que puede suponer que una vez hechos los correspondientes cambios no cuenten con la superficie de terreno necesaria que establece la ley para desarrollarse como tales”.

En el caso de modificación, según el alcalde, “los desarrollos podrían resultar inviables porque la delimitación no sería la adecuada”.

Victoria Rodríguez señaló además “que parece mentira que cuando todos apuestan por defender al sector primario, sea siempre el ladrillo el que triunfe por encima de todo”.

1 Respuesta a “Reivindicaciones”


  1. 1 joaquin

    menos mal que estamos en crisis. aun seguimos especulando con el terreno y las urbanizaciones y sin contar con los vecinos y sus empleos.

Añade un Comentario