Se aprueba la ordenanza reguladora de venta ambulante

La nueva ordenanza municipal reguladora de la venta ambulante, aprobada hoy de forma definitiva por el pleno del Ayuntamiento de Lorca, contempla sanciones que oscilan entre los 750 y los 3.000 euros en función de la gravedad de la infracción cometida por los vendedores. Prescribirán a los seis meses, en el caso de ser leves, o a los dos años en el caso de ser muy graves.La ordenanza explica que la autoridad a la que corresponda la resolución del expediente podrá acordar, ante una infracción y como sanción accesoria, el decomiso de las mercancías falsificadas, fraudulentas, no identificadas o que incumplan los requisitos mínimos establecidos para su comercialización.Esta normativa considera ejemplos de infracción muy grave las que procuren un beneficio económico desproporcionado o que alteren gravemente  el orden económico; la ubicación del puesto fuera del lugar establecido por el Ayuntamiento para el mercado o el subarriendo o cesión de los puestos a terceros, además las que causen perjuicio a los consumidores.

La reincidencia en la comisión de dos infracciones graves en un año, como el ejercicio de la venta ambulante sin autorización municipal o la venta de productos no autorizados, también se considerará infracción muy grave con multa de hasta 3.000 euros.

Cuestiones como la falta de limpieza, el incumplimiento del horario establecido para la venta o no tener en lugar visible la licencia municipal preceptiva se consideran infracciones leves en la ordenanza.

0 Respuestas a “Se aprueba la ordenanza reguladora de venta ambulante”


  1. Ningún Comentario

Añade un Comentario