Agridulce estrella

Anoche pasaron por Lorca y a mí, siento decirlo, me decepcionaron un poco, sobre todo Estrella, que está sin voz, la pobre, y tiene que tirar de recursos para completar el espectáculo. Dulce Pontes, sin embargo, rebosa temperamenteo y energía, y compensa un poco el bajón momentáneo de su compañera de escena.

El espectáculo me parece interesante, sobre todo la parte inicial, en la que se mezclan con naturalidad las esencias del fado y el flamenco. Trabajo de músicos, fusión de la buena. Luego viene la parte reservada al lucimiento por separado de las artistas. Ya digo que Estrella está un poco afónica, a pesar de lo cual dio gusto escucharla cantar por Alegrías, Soleá por Bulerías, Taranta (concesión a Murcia) y Tangos. Me encanta esta Estrella Morente madura y templada que recorre los palos con sencillez y conocimiento, pero sin perder ese almíbar suyo que a mí me remueve del asiento. Lástima que ayer no estuviera para alardes.

Dulce Pontes, sin embargo, está que se sale. Se pasa la noche dando saltos y animando al público con su baile un poco tosco de campesina lusitana. Luego, cuando toca, se pone seria y conmueve, la tipa, con unos fados profundos e intensos que te trasladan a la noche celta de los tiempos. Otra artista como la copa de un pino.

La parte final, como es lógico, es una sucesión de concesiones al público. Las dos se vuelven a juntar en el escenario para interpretar clásicos como “Volver” o “Gracias a la Vida“, con el que, de paso, rinden homenaje a la mujer en las figuras de Lola Flores, María Zambrano o Amalia Rodrígues. Es en este último tramo cuando rompe el concierto y por fin consiguen levantar al público de sus asientos. Pero yo tengo la sensación de que ya es demasiado tarde. La gente está algo fría y, justo cuando empieza a animarse, se apagan las luces y los artistas abandonan el escenario.

En definitiva, buen espectáculo pero menos emoción de la esperada.

0 Respuestas a “Agridulce estrella”


  1. Ningún Comentario

Añade un Comentario