Que no les falte de ná

Desde hace ya varios meses no es raro ver enormes colas de personas, esperando ayuda en las puertas de Cáritas. También se va haciendo cotidiano el aumento acelerado de inmigrantes o no, en los contenedores cercanos a los supermercados esperando recoger algo de lo que tiran en esas tiendas. Y es que la crisis económica se está cebando en los sectores más vulnerables y ha creado ya un nuevo perfil de la pobreza en España con múltiples caras. Es un hecho que el cambio de ciclo económico ha sido tan rápido, que las familias no han tenido tiempo de adaptarse a la nueva situación de recesión, en la que el paro, las hipotecas y deudas han entrado en las casas sin llamar antes y son la soga que aprieta el cuello de [email protected] El paro de uno de los miembros principales de una pareja vulnerable lleva directamente al empobrecimiento familiar y a la demanda de ayuda. Son personas con cualificación o/y mujeres solas con cargas familiares generalmente no compartidas y con problemas de conciliación familiar y laboral. Los nuevos rostros en paro proceden de los sectores de la construcción y la hostelería, familias jóvenes con niños pequeños, mujeres inmigrantes reagrupadas de 40 años o más que buscan trabajo y mujeres mayores con pensiones no contributivas o pensiones mínimas. Es por ello que las peticiones de ayuda que están recibiendo los servicios de acogida tienen su origen, sobre todo, en problemas causados por la falta de vivienda, alimentos, ropa y calzado, educación y formación, trasporte y gastos sanitarios. Pero no olvidemos que se necesitan no solo la aportación de los poderes públicos en la lucha contra la pobreza, sino la implicación directa de [email protected] Aprovecho para felicitar a Cáritas (de la iglesia católica) por la gestión realizada con las personas que le solicitan ayuda, así como a sus socios y donantes y el conjunto de la ciudadanía española, ya que casi el 63% de sus recursos proceden de donaciones privadas, mientras que el 36% restante tiene su origen en subvenciones también privadas y a la labor gratuita desarrollada por los más de 58.000 [email protected] que apoyan en toda España. Es curioso que entre tanto, se apruebe el plan de ayuda a la banca. Sin embargo, me sorprende que mientras los beneficios de la banca se frenan los altos directivos de los bancos se hayan permitido el lujo de subirse el sueldo de forma considerable. Y en España el reparto de riqueza es bochornoso ya que beneficia a los más poderosos como ponen de manifiesto numerosos estudios. Mientras en Europa el peso de los salarios sobre el PIB está por encima del 50%, en España ese porcentaje sólo llega al 47% (según INE). Y como denuncia el sindicato UGT, los márgenes empresariales han crecido cuatro veces más que los salarios durante esta década. Un estudio de Información Comercial Española, dependiente del Ministerio de Comercio, concluye que los salarios han perdido entre 9 y 20 puntos porcentuales de poder adquisitivo, debido principalmente a la carga de las hipotecas en España. Y ante esta situación, el Gobierno socialista no parece dispuesto a seguir el ejemplo de sus socios europeos, de quitar dinero a los ricos para dárselo a los pobres, sino simplemente la del recaudador de impuestos. Claro a ellos no les “falta de ná”

4 Respuestas a “Que no les falte de ná”


  1. 1 pica

    HAy demasida falta de sensibilidad social. ES facil hablar de crisi cuando tenemos la cartera llena.

  2. 2 marina

    En esto y mucho mas se parece la administacion local a la socialista, ya que continuismo, todo igual incluso lo de los impuestos. Si lo llego a saber voto soe

  3. 3 aurora

    Los políticos tendrían que dar ejemplo, y crear una mayor conciencia social. ¿ se pueden hacer mejoras en un despacho por millones de euros en un momento como este?

  4. 4 Eduardo

    Pues si, la crisis solo es una realiad aplastante para los pobres, los ricos entre los que esyan incluidos todos los políticos no entienden de eso y solo saben teorizar.

Añade un Comentario