Una ocasión perdida

El otro día tuve la oportunidad de asistir a uno de los actos más bonitos que se han hecho durante bastante tiempo en Lorca, no solo por el marco donde se desarrolló el evento, como lo es la Colejiata de S Patricio, sino también por el contenido del acontecimiento y de la categoría de los que concurrían al suceso, así como de los que han colaborado en él.

Se trata como saben de las obras completas del presbítero José María Campoy García (1847-1934) que fue el primer cronista de la ciudad en 1878 y que posteriormente, fue fundador de la Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo, entre otros muchos cargos y distinciones que acumuló a lo largo de su vida. Cuya coordinación, ha sido satisfecha por D. José María Campoy Camacho (nieto del sobrino del autor). La cosa empezó y acabó con los agradecimientos, en los que brillaba por su ausencia la del ejecutivo local. Me sorprendió, verdaderamente.

¿Cómo es posible que nuestros representantes peperos no hayan caído en la cuenta de que se trataba de un acto cultural, sin precedentes? Por lo visto tampoco mostraron interés en su financiación. ¿Será por falta de fondos, con esto de la crisis, que no han podido contribuir a su difusión?, ¿Será que no lo consideran tan popular, como el festival Lorca Rock, (sin duda importante) donde invirtieron 143.000 euros en la XI edición?

Lo que quedó claro es que el eclesiástico lorquino, es uno de los personajes más relevantes de nuestro pasado cultural y que constituye parte irrenunciable de las raíces lorquinas. Con la frase. “ …por lo visto se ve por aquel entonces ya éramos así” (en página 16 párrafo 2ª), el mismo Campoy Camacho, reconoce ya en su libro, que estos desprecios a los lorquinos, no son solo de ahora. Y es verdad que nos cuesta reconocer a la gente de trayectoria de limpia y cultural.

Quizás cobre hoy, más relieve ese dicho de que “nadie es profeta en su tierra”. Se puede hablar de una ocasión perdida por el Ayuntamiento de Lorca (no así de los grupos de la oposición) y de un desafortunado eclipse, que ha truncado la oportunidad de demostrar que, nuestros representantes locales, están por la cultura.

Además esta obra es un claro exponente, que refleja nuestras señas de identidad. Francamente creo que es otra oportunidad perdida, de las que ya van siendo habituales, de haber contribuido en una obra rica, extensa y culta, con la vía abierta para la consecución de actos que enorgullezcan a los lorquinos al reconocer a sus personajes. Sin embargo no nos faltó resuello para Eliodoro Puche y Castillo, que sin duda se lo merecen, pero se pone de manifiesto aun más el agravio comparativo.

Gracias a José María, coordinador de la obra y a su esposa que desde el cielo, estuvo sin duda presente ese importante día.

5 Respuestas a “Una ocasión perdida”


  1. 1 piliki

    Estos del PP cada vez tiene mas fallos cuando deberia ser al revés. Les pasa como a lo huevos, que cuanto mas los cueces en vez de blandearse se ponen mas duros.

  2. 2 pica

    es verdad cada ve estan teniendo mas errores. Que pena

  3. 3 un lector

    Estos del PP no han hacho nada nuevo solo han seguido la misma poltica que los de psoe, y cuando se les presenta la oportunidad de homenajear a uno de derechas se lo ppierden. LOs socialistas si reconocen a los suyos como a el Sr Puche; un señorito de derechas, que se paso a la izquierda con un pasado algo oscuro de moral dudosa.Pero a los del PP les cuesta reconocer a los de la derecha, Para lo que estan haciendo, me quedo con la izquierda.

  4. 4 silvia g

    No lo estan haciendo tan mal.

  5. 5 LORQUINO

    Colegiata se escribe con g no con j.

Añade un Comentario