Lorca celebra su día más grande

viernes-santoLa ciudad de Lorca vivió en todo su esplendor, el día más grande del año, su Viernes Santo. A las 10 de la mañana abrieron sus puertas las exposiciones del patrimonio artístico de los pasos blanco, azul, encarnado y morado. Las visitas se prolongaron hasta las 3 de la tarde. Durante ese periodo de tiempo las calles fueron un hervidero de gente que se trasladaban de un sitio a otro ansiosas por contemplar de cerca tanto los bordados como las imágenes que iban a procesionar por la tarde.A las 10 y medio comenzó tambien la procesión penitencial al monte Calvario organizada por el paso Morado. Cientos de penitentes encapuchados y con cruces acompañaron a las imágenes en trono de andas con San Juan Evangelista y la Vírgen de los Dolores del paso morado mientras que los “rezaores” recitaban oraciones transmitidas oralmente desde el siglo XVIII que describen cada una de las estaciones del vía crucis.

En la pedanía de La Hoya fueron alrededor de 200 las personas que el pasado Viernes Santo participaron en el vía crucis hasta el santuario de la salud con un recorrido de 4 kilómetros, partiendo desde la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús.

Durante el Viernes Santo fueron muchas las personas que visitaron las cuadras de caballos de los pasos blanco y azul en La Velica y Santa Quiteria, respectívamente.

Tras la recogida de banderas se inició el Cortejo Bíblico Pasional de la Historia de la Salvación presidido por el paso Blanco. Inició su recorrido en la capilla del Rosario. El Cortejo del Viernes Santo concebido como un gigantesco auto sacramental, es la culminación de los desfiles lorquinos. Desfilaron los grupos bíblicos y los cortejos penitenciales correspondientes. Los cerca de 11.000 asientos de la Avenida Juan Carlos I se encontraban al completo de público, nativos y visitantes que un año más no quisieron perderse el espectáculo.

Durante más de tres horas pasaron ante los ojos del espectador figuras a pie y a caballo, bigas, trigas, cuádrigas, sigas, carrozas alegóricas de reyes y emperadores, civilizaciones asirias, babilónicas, hebrea, romana, egipcias, dioses mitológicos y grupos sacados del Antíguo Testamento y del Historicismo.

El Cortejo del Viernes Santo demostró, una vez más, el acercamiento al pueblo de los textos bíblicos intentando hacer catequesis popular mediante el espectáculo.
No faltaron los vivas a uno y otro paso y el ondear de pañuelos con los colores blanco y azul.

El paso azul finalizó su desfile con el trono que portaba a la titular, la Vírgen de los Dolores, mientras que el blanco que cerraba la procesión, lo hizo con su titular la Vírgen de la Amargura.

La avenida Juan Carlos I, un año más se llenó de pétalos al paso de las imágenes titulares de las dos mayoritarias cofradías.

La procesión azul estuvo compuesta por dos partes diferenciadas con un nexo de unión:el Triunfo del Cristianismo componiendo una visión única y espectacular de la Historia de la Salvación:el Cortejo Bíblico y religioso, cada uno de ellos con identidad propia y originalidad absoluta.
El cortejo bíblico lo formaban el estandarte guión, los exploradores a la Tierra de Promisión, la infantería romana, la bandera, Antioco IV Epífanes, Ptolomeo IV, los etiopes, Moisés, Meiamén, las profetisas egipcias, el emperador Julio César, Cleopatra, la caballería egipcia, Marco Antonio, Nerón, las cuádrigas, el emperador Tiberio César, el Triunfo del Cristianismo, la caballería de los dioses mitológicos y la carroza del Triunfo del Cristianismo.

El paso blanco comenzó su desfile con el estandarte guión. A continuación desfilaron la caballería romana, infantería romana, Octavio Cesar Augusto, Todosio I, Flavio Valerio Constantino, Marco Licinio Liciniano, Marco Aurelio Valerio, el grupo de Santa Elena, la caballería imperial, el grupo de Nabucodonosor, las tribus de Israel, el grupo del Rey Salomón, el grupo de la reina de Saba, el cisma de las Tribus, la Visión Apocalíptica de San Juan, los nazarenos, la carroza de la Visión de San Juan, la Salvación, el Estandarte de la Santa Faz, el trono de la Verónica, el estandarte de la Oración en el Huerto, la bandera, el estandarte de la Vírgen de la Amargura, el trono con la citada imagen y los mayordomos de la misma.

Junto a los pasos azul y blanco desfilaron tambien la Archicofradía del Santísimo Cristo de la Sangre del paso Encarnado, la Cofradía del Santísimo Cristo del Perdón, paso Morado y la Hermandad de la Curia, paso Negro con sus estandartes, banderas y nazarenos.

Al finalizar las procesión del Viernes Santo, blancos y azules abandonaron las tribunas y se dirigieron hasta las iglesias de Santo Domingo y San Francisco para ver entrar a las titulares de ambas cofradías, la Virgen de la Amargura y la Vírgen de los Dolores.

En la pedanía de La Hoya, el sábado por la noche se celebró, por primera vez el encuentro entre las imágenes de la Vírgen de la Esperanza y Jesús Resucitado. La imagen de la Vírgen salió desde el antíguo colegio para encontrarse en la calle Mayor con la imagen del Resucitado.

Durante la madrugada de ayer sábado comenzaron los trabajos para el desmontaje de las tribunas instaladas en la Avenida Juan Carlos I. Según las previsiones de la policía local, la citada vía estará totalmente abierta al tráfico de vehículos durante la mañana del lunes.

2 Respuestas a “Lorca celebra su día más grande”


  1. 1 Eva

    Espectaculo en estado puro… Una escenografia digna de una pelicula.

  2. 2 chuecos

    eEs algo unico en el mundo . arte en estado puro. la semana santa de lorca , es de belleza sin igual

Añade un Comentario