A la “democracia” se le ve las vergüenzas

Hace bien poco recordábamos la caída del muro de la vergüenza. Se trató de rechazar la tiranía y los sistemas antidemocráticos. Todos hablan de libertad, de democracia, de igualdad y de derechos, pero hoy en día queda mucho camino por andar. Bajo la bandera de las libertades se esconden demasiadas pulsiones ideológicas que los gobiernos imponen sin condición.

Es evidente el autoritarismo ideológico del Psoe, en temas que siempre saca cuando le interesa, ejerciendo entonces presión a través de diferentes sectores para establecer el delito de opinión, sobre el aborto y la homosexualidad, por ejemplo. En democracia hay que respetar todas las opiniones, si no se pueden generar los llamados presos políticos y eso solo sucede en las dictaduras.

Desde la equiparación del matrimonio tradicional a la unión de dos personas del mismo sexo, se ha provocado una campaña de intensificación en sectores de poder –políticos y mediáticos- que consiste en condenar cualquier manifestación contraria al nuevo modelo de matrimonio, y lo contrario es una actitud homófoba. Igualmente pasa con lo del aborto. Si pasara a ser un derecho el matar al embrión (que es un ser humano), el que se opusiera sería inmediatamente un condenado y un preso político, así no es cierto que habrá mujeres en la cárcel por abortar, pero si mujeres encarceladas por no querer practicar el aborto.

Creo que eliminar una vida en el estadío que sea, es matar, (además siempre hay otras opciones), para otros es solo una cuestión de moral personal, ¿será mañana también una simple cuestión de moral cuando se trate de eliminar a minusválidos o de seres humanos de distintos colores? A todas estas leyes desfachatadas se le suma una ley de financiación autonómica, que lejos de ser equitativa deja un vacío legal, aprovechado por el ejecutivo nacional que “hace de su capa un sayo” y reparte el dinero según le convenga.

Así que al día de hoy eso de la democracia moderna y los valores de la caída del muro, algunos se los “pasan por el forro”, y encima se las dan de modernos demócratas. A todas luces en este Estado no hay “libertad”, al menos de pensamiento, cuando no se respetan todas las posturas; no hay “igualdad” entre CCAA, cuando no existe el mismo rasero para medir la financiación, obedeciendo solo a los intereses del Pose, y no hay fraternidad, al existir la gran diferencia entre clases, ya que los ricos que pagan menos que los pobres o los de clase media. Por lo que a los valores democráticos en España se les ven las vergüenzas.

1 Respuesta a “A la “democracia” se le ve las vergüenzas”


  1. 1 Pepe

    LA democracia tiene sus limites, pero es lo mejor que tenemos, no obstante habria que reconsiderar la etica como soporte de esta.

Añade un Comentario