ANCLADOS EN LA MOLICIE

nmersos de lleno en la cresta del oleaje de una crisis total: Económica, Financiera, de Valores Morales y de Identidad, vamos a la deriva sorteando cada día los arrecifes y las rocas del acantilado, y así evitar un naufragio total que nos arrastre a las orillas del tercer mundo.
Esta situación tan alarmante y penosa que estamos padeciendo, con un horizonte sombrío e incierto, provoca un poso de nostalgia de aquellos tiempos pretéritos con alforjas cargadas de bonanzas, y en los que nuestra tendencia carpetovetónica, se recreaba con delectación en la contemplación de la geométrica y diminuta cicatriz circular, símbolo de nuestra autocomplacencia, de haber llegado a la meta de los países desarrollados y codeándonos como Primus inter pares con los leaderes de la economía mundial.
Es lamentable que nuestros gobernantes, no hayan aprendido todavía que el mundo del cual formamos parte desde hace miles de años, no puede ser REDIMIDO completamente por una sola generación. Tengo la sensación de que seguimos aún viviendo de los recuerdos de la España Imperial de Felipe II, en cuyo reinado tan vasto y poderoso no se ponía el Sol.
Debemos ser conscientes que el proceso de culminación de las CONQUISTAS SOCIALES, no acaba nunca, que es preciso seguir REDIMIENDONOS para intentar poner término a las clases marginadas, para ir equiparando los niveles de renta de las capas sociales, para erradicar la miseria y el dolor de los ciudadanos; por lo que es imperativo la SUMA DE LOS ESFUERZOS de todas las generaciones, la de levantar con entereza cada jornada la piedra de Sisifo, o lo que es lo mismo, perseverar en el trabajo con la determinación de unos dirigentes responsables, incardinando la prudencia con la fortaleza y la justicia.
Parece oportuno, repasar algunos párrafos “De la Oración fúnebre de Pericles” pronunciada hace dos mil quinientos años, con ocasión del homenaje a los atenienses fallecidos en la guerra del Peloponeso:
“ Hay civilizaciones que se preguntan del porqué de nuestra grandeza, del porqué de nuestra hegemonía, del éxito de nuestro régimen político y democrático. Esto tiene una explicación sencilla, nosotros aplicamos la ley por igual a todos los ciudadanos, no tenemos en cuenta su condición social, sino sus méritos personales. Practicamos la libertad, tanto de pensamiento, como la del ejercicio de costumbres. Hacemos uso de la riqueza con espíritu de igualdad y no actuamos con arrogancia, asimismo detestamos y combatimos la pobreza, que nunca debe constituir una VERGÜENZA para aquel que aún la padece, aunque sin embargo consideramos DESHONESTO aquellos ciudadanos que no luchan por salir de ellas.
Amamos el arte, el ejercicio físico, el enardecimiento del espíritu y la belleza y odiamos y nos
Resistimos a dejar nos arrastrar por la MOLICIE. “

Si analizamos solo superficialmente los datos de formación de nuestros jóvenes, sus índices de fracaso escolar y su posición en el ranking europeo, se nos caería la cara de vergüenza. Por otro lado la competitividad de nuestras empresas, tampoco cumple el promedio de los países del primer mundo.

Para darnos cuenta de la magnitud de nuestra mediocridad, deberíamos revisar el modelo de Sociedad que estamos construyendo, en la que predomina la atención, el interés y el curioseo de mayoritarias participaciones de ciudadanos a los programas del corazón, cubriendo con audiencias masivas los retratos y actuaciones de personajes que triunfan en las ergástulas y sentinas de la Sociedad y que justifican su exhibición pública con la orla y el pretendido encanto de seres que surgen de la raíz del pueblo, confundiendo el éxito populista, con el mérito del esfuerzo y la superación, aunque en realidad lo que muestra es un envés de VULGARIDAD REDUNDANTE.

Necesitamos ¡YA¡ un brusco giro de volante y situar nuestro rumbo en dirección a horizontes llenos de esperanzas, en donde esté presente la honestidad, el orden y la excelencia. Luchemos con denuedo ante las adversidades, huyamos de la conformidad y de la mediocridad de nuestros dirigentes,PLANTEMOS cara a la crisis con energía, imaginación y perseverancia en el esfuerzo, que sin duda lograremos más tarde o más temprano cristalizar en el tiempo.

Voy a exponer solo unos ejemplos de españoles que aplicando esa filosofía de buscar la excelencia, van cosechando triunfos no solo en España, sino en todo el mundo:

El empresario Don Antonio Catalán fundador y propietario de la prestigiosa cadena de Hoteles AC, que ante los reveses del Sector Turístico está peleando como un TITÁN y aguantando estoicamente los embates de la crisis manteniendo aquellos hoteles deficitarios y sosteniendo en sus puestos a los empleados, a sabiendas como esa carga va a lastrar su Tesorería, y que acaba de culminar con éxito UNA JOINT VENTURE O ALIANZA EMPRESARIAL CON UNA DE LAS SOCIEDADES HOTELERAS MÁS IMPORTANTE DEL MUNDO “ MARRIOT “, Mi más efusiva ENHORABUENA

Sigamos la estela de familias como Ruiz-Mateos que inasequible al desaliento y con una férrea aplicación de la disciplina y el trabajo, han puesto en marcha nuevos proyectos COMPROMETIDOS CON EL EMPLEO, la familia de Juan Roig con su grupo de supermercados MERCADONA, en la que desarrolla una labor magnifica tanto empresarial como SOCIAL, en la que los empleados y sus familias, no solo gozan de la seguridad que les aportan los contratos indefinidos, sino que también son participes de los beneficios, o las plus valías que con tanto énfasis reivindicaba Marx en su revolucionaria obra “El Capital”, de la familia Amancio Ortega con su grupo de tiendas ZARA, en las que despliega con orgullo POR TODO EL MUNDO su creatividad con prendas etiquetadas con el marchamo de la calidad y el trabajo bien hecho, y por último la SECULAR SAGA DE EXCELENTE BANQUEROS “ LOS BOTIN”, que va acrecentando cada día y desde hace varios siglos su vitola de magos de las finanzas, con su Know How, su audacia y su valentía en extender e implantar su grupo Bancario en Europa y países de Ultramar, codeándose como PRIMUS INTERPARES CON LO MÁS EXCELSO DE LA ÉLITE FINANCIERA.

¡ NO DEJEMOS DE MIRARNOS EN ESOS ESPEJOS QUE REFLEJAN LA EXCELENCIA CELTÍBERICA.¡

Antonio Agar – Escritor del libro de Rumasa “Rumasa y su influencia en la generación de la
Posguerra” – editado por la editorial ECU de Alicante.

0 Respuestas a “ANCLADOS EN LA MOLICIE”


  1. Ningún Comentario

Añade un Comentario