DILIGENCIA VERSUS PEREZA

En estos tiempos de divagaciones permanentes sobre la CRISIS profunda que estamos padeciendo y que penetra hasta los intersticios de nuestras neuronas. En esa perpetua meditación hamletniana de nuestros gobernantes muy proclives a sestear con insensatas cavilaciones sobre la LEVEDAD de la crisis y de su proyección en España, como si fuera una asíntota que de forma tagencial rozara nuestra economía y estado de bienestar, podemos encuadrarla dentro del pensamiento de Samuel Johnson, aquel ensayista inglés que nos legó su sabiduría en sentencias como la que transcribo y que se identifican con el abatimiento y el seudo optimismo antropológico de nuestro Presidente de Gobierno:
“La locura de permitirnos la demora en lo que sabemos finalmente inesquivable, es una de las debilidades generales que conforman nuestra iidiosincracia repleta de atavismos carpetobetonicos, y que a pesar de las enseñanzas de los moralistas y los argumentos de la razón, prevalecen en las mentalidades de los políticos que se aferran al poder y que son la mayoría.
Así y con este tipo de conductas, se va extinguiendo la vida con una ansiedad depresiva y se va consumiendo con una serie de resoluciones que la mañana siguiente , basta para disipar construyendo proyectos que difícilmente esperamos cumplir, y reconciliándonos por nuestra cobardía mediante el uso de excusas que aunque las aceptemos, las sabemos absurdas y hora tras hora nuestra fortaleza se menoscaba miserablemente al entregarnos a un perpetuo estado contemplativo.
Cada concesión sumisa a nuestro miedo, expande el dominio del mismo y no solo desperdiciamos ese tiempo en que LOS MALES que tememos pudieran ser sufridos y superados en el acto, Por el contrario, mientras que LA DILACIÓN no alivia en ninguna forma nuestros problemas, sí los vuelve cada vez menos superables al instalar los terrores habituales.
SI LOS MALES NO PUEDEN EVITARSE, es de sabio reducir el intervalo de espera y ser conscientes de cuales serán los sufrimientos que pueden alcanzarnos antes de emprender el vuelo, y así sufrir únicamente el daño real, sin los conflictos anticipados de la duda y la angustia.
El Antídoto de la pereza: La acción de los emprendedores.
—————————————————————————–

Para evitar que ese gas venenoso de la pereza circule por nuestras venas y contamine al corazón, no hay otro antídoto que ACTUAR, poner en marcha ese impulso vital que hombres de la talla de Don José María Ruiz-Mateos, Don Juan Roig, Don Antonio Catalán, El Sr. Botín y Amancio Ortega, y desgraciadamente pocos más, se imponen como conducta en sus vidas que no solo se sintetizan como vida profesional, sino que a semejanza del axioma matematico, conforman un estilo de vida en el que el todo sea igual a la suma de las partes; es decir que estos emprendedores natos son la suma de: Talentos, sacrificios, voluntad, dedicación y amor y confianza en su proyecto.
Finalmente logran entronizar en sus vidas: EL DUELO ENTRE LA INACCIÓN Y LA PELEA.
La certeza de que la vida tiene caducidad y la posibilidad de que resulte más corta aún de lo que naturalmente no es permitido, debiera despertar a cada hombre y encaminarlo a la prosecución diligente de lo que está deseoso de llevar a cabo.
Es cierto que ninguna actividad asegura el éxito en si misma, la muerte siempre presente, puede interrumpir incluso la carrera menos accidentada; pero el que ha sido segado mientras realizaba una tarea digna y honesta, tiene al menos EL HONOR DE CAER CON ALTIVEZ, revistiendo su figura con digna peana, aunque no haya alcanzado LA VICTORIA.
MORALEJA
—————
“Tenemos que salir del impasse de la PEREZA y luchar denodadamente contra la adversidad, resulta imperativo pelear sin tregua pero con la TEMPLANZA del sabio dirigente, midiendo bien los tiempos de espera, aunque a veces la ESPERANZA sea vea frustada, pues ya la esperanza constituye una DICHA y sus fracasos por frecuentes que sean, son menos horribles que su extinción.”
Antonio Agar – Navidad del 2010

1 Respuesta a “DILIGENCIA VERSUS PEREZA”


  1. 1 epiplon

    Los paradigmas de la explotación obrera,puestos como modelo.¡¡Ver para creer¡¡¡

Añade un Comentario