HAY TIEMPOS PARA LA MEDITACIÓN Y LA SERENIDAD

HAY TIEMPOS PARA LA MEDITACIÓN Y LA SERENIDAD, PERO TAMBIÉN Y ES EL MOMENTO DEL TIEMPO PARA LA ACCIÓN INMEDIATA QUE REQUIERE EL AFÁN DE CADA DÍA COMO ES EL DE REMEDIAR CUANDO ESTÁ EN NUESTRAS MANOS EL SUFRIMIENTO DE LOS DEMÁS. (Eclesiasté)

Existen situaciones en la vida que el fragor de la batalla, el enfrentamiento y el acoso de los acontecimientos no te dejan ver el bosque; es decir, la perspectiva exacta de la acción más certera y ecuánime a tomar en su justo tiempo.

Nunca he perdido la Fe en Don José Maria Ruiz-Mateos, tal como señalo en mi libro “Rumasa y su influencia en la generación de la posguerra”, pero ha llegado el MOMENTO de que cada segundo que transcurre, cada latido del corazón del tiempo, va abrasando y quemando la existencia de la dignidad, de la confianza ganada a pulso, de los calores morales y de esa caballerosidad que ha sido emblema de la familia Ruiz-Mateos, convirtiéndose en un lodo de cenizas impregnadas de los tintes negros de la infamia.

Ese es el sentir y la forma de pensar en nuestra España: Pasas en unas horas en unos días de ser héroe a villano.
Éste es el consejo de un amigo que os profesa una amistad y una admiración de lealtad ¡TENEÍS QUE ACTUAR YA¡. Tened presente que todos estos trabajadores, todos esos humildes ganaderos que viven estos momentos angustiosos y que luchan por sobrevivir con la ausencia de aquellos sueldos y rendimientos económicos que por circunstancias e imponderables de una crisis generalizada; no le habeís podido recompensar todavía. Ellos no entienden de análisis sobre las cualidades y de los propósitos de aquellos inversores que tratan de incorporarse al grupo, ellos se limitan a sobrellevar con amargura y resignación el día a día y todavía perciben en su penumbra esa luz tenue y atornasolada de la esperanza en vosotros.

Comprendo por otra parte que tomar una decisión tan trascendental en vuestras vidas en vuestras empresas, requiera de una profunda meditación y que ello conlleve un tiempo para averiguar cual es el inversor más conveniente para los intereses de todos del grupo y de los mismos trabajadores. Pero no olvideís las palabras sabias de Salomón en su Eclesiastés,”Ha llegado el tiempo de poner en la balanza de vuestros corazones el peso que erradique el sufrimiento diario de personas que han depositado toda su confianza en vosotros.

Nadie está exento de sufrir los azares de los negocios e incluso de no gestionarlo adecuadamente, pero el MAL no está en padecer los infortunios ni en cometer errores humanos, sino en no poner todo su empeño en ENMENDARLOS.

Antonio Agar – 667530904 – Blog es local.es/Antonio Agar

0 Respuestas a “HAY TIEMPOS PARA LA MEDITACIÓN Y LA SERENIDAD”


  1. Ningún Comentario

Añade un Comentario