Archivo de etiquetas de 'vida'

La vida diaria de la mujer en fotos

El consejo municipal de la mujer ha abierto el plazo para la participación en la sexta edición del concurso fotográfico “La vida diaria de la mujer”.
El plazo estará abierto hasta el 1 de marzo.

expo-mujeresEl consejo municipal de la mujer ha abierto el plazo para la participación en la sexta edición del concurso fotográfico “La vida diaria de la mujer”. El plazo estará abierto hasta el 1 de marzo. Continuar leyendo ‘La vida diaria de la mujer en fotos’

Gracias, por darme la vida…

Un retraso en el ciclo menstruar de la mujer. ¿Comienza la duda? .Con ello una visita a la farmacia, a comprar un test de embarazo. En silencio, se hace la prueba, no desea compartir estos minutos interminables de nervios, emoción. Sólo piensa, ¿será positivo o negativo?. Va con miedo a ver el resultado; lo mira con prudencia, la cara se le ilumina, salta, grita a su pareja, al padre. Al verla nerviosa, pregunta:

- ¿Qué pasa?
- ¡Vamos a ser padres
- ¿Estás segura?

- Míralo tú, ¿no ves? ¡Es positivo, positivo!
Él se alegra, pero siente pánico ante este acontecimiento; la besa, le dice: – No te muevas, no saltes, siéntate, tranquilízate….Cree que el embarazo es una enfermedad, no sabe que ha comenzado un proceso maravilloso para la mujer, llevar y desarrollar en sus entrañas a su hijo.

Se cogen de las manos, se dicen que se quieren, se preguntan: – ¿seremos buenos padres? ¿Sabremos criarlo, cuidarlo? ¿No lo mimaremos, verdad?

El padre actualmente se implica en el embarazo, pero la gran protagonista es la madre, traer un hijo al mundo, es inexplicable, glorioso, sentir una vida nueva dentro de ella. Es una experiencia mágica; notar los cambios físicos y hormonales que siente. La espera de un hijo son nueve meses llenos de sorpresas.

Se inician las visitas al ginecólogo, a confirmar la noticia. Van llenos de temor y alegría. Ven a su bebe, en la primera ecografía. Es una pequeña sombra, el médico confirma que ese es su hijo. La emoción llega al oír los latidos de su corazoncito. Se miran con exaltación, los ojos de la madre están brillosos con lágrimas, ella está más sensible. A esta revisión seguirán las rutinas visitas, cada vez irán viendo a su bebe más formado; en la próxima distinguirán la cabeza del cuerpo percibirán sus extremidades. Ellos, los padres, consultan: – ¿es niño o niña? .El médico afirma: – Es pronto para saberlo, pero todo va bien. En todas estás visitas, se llevan las ecografías de su hijo en 3D, a quien enseñan con orgullo y alegría a la familia y amigos.

Comenta él: – Si es niña, la llamaremos como mi madre.

-  No, nooo, contesta ella; ese nombre no me gusta para mi hija

-Pues el de tus padres no me gusta a mi…

De momento, se dan cuentan, que por primera vez están discutiendo por su hijo. Se ríen. Y dicen: “Se llamará como a nosotros nos guste, es nuestro hijo.”

La madre vive el embarazo distinto al padre, al llevar al hijo en su vientre. Su cuerpo se transforma, pierde la cintura, el pecho aumenta, se pone redondita… Vive sensaciones adorables cuando se mueve, da pataditas y a algunos se les oye gemir. ¡ Cómo se lo cuenta al padre! Y este con que mimo le acaricia el vientre, le hablan juntos, piensan en su carita, en el color de sus ojos, de su piel…. Con que ilusión preparan la habitación, la ropita, la cuna, el coche para pasearlo y enseñarlo orgullosos a sus amistades. Y no olvidemos la compra del chupete, será rosa o azul…. Esta parte es preciosa de vivir, pero no olvidemos los vómitos de mamá, las pruebas molestas, la curva, la amniocentesis, los análisis, el control de peso, los monitores y esos últimos meses de pesadez….

Al final llega el gran momento tan esperado, el parto, el nacimiento de su hijo. Los nuevos avances ayudan a tener un alumbramiento menos doloroso. El padre está acompañando, dándole seguridad y apoyo a la nueva mamá. El bebé quiere salir del vientre materno, se le ha quedado pequeño La madre está asustada, no desea pasar por este trance, pero no hay ¡¡¡ marcha atrás!!!! Coge fuerzas, respira, presiona fuerte la mano del nuevo padre, comienza el milagro más hermoso del mundo traer un hijo al mundo. Oyen su llanto, colocan al bebé encima de la madre, sucio, arrugado y pegajoso, cortan el cordón que les une; la madre no recuerda nada de lo pasado, al ver a su hijo es la mayor recompensa que ha podido recibir; para los padres es el hijo más precioso. Comienza la vida fuera del útero materno. El pequeño está asustado, todo es desconocido y nuevo para él. Piensa: “Estos son mis padres los que me han engendrado con amor y cariño, a los que oía hablar tanto de mi.”

“Mamá, gracias por traerme a este mundo y cuidarme durante el tiempo de desarrollo dentro de ti. A ti papá, gracias por poner a mama la semillita y cuidarla para que yo viniera a vuestro lado. Se que me queréis, cuidaréis y me mimaréis. Seréis los mejores padres del mundo para mí”

Lorety.

Los votos de la muerte

La verdad es que la democracia supone admitir los “principios” de la mayoría, pero y ¿si la mayor parte no tiene principios?, ¿donde se ponen las reglas del juego?
La mayoría siempre tiene razón, pero no por el hecho de que lo digan todos ha de ser verdad lo que se propone. Ya la historia nos enseña que la democracia también es falible; recordemos la Alemania del 1933, en la que democráticamente se elige al Führer nazista que impuso su moral, arrasando la vida, de los que para él, no eran personas; los judíos. Creo que la democracia debe tener unos principios basados en el respeto a la persona. Es cierto que hay muchas facetas de la sociedad en las que caben posturas consensuadas, respetando todos los puntos de vista. Pero también creo que cuando hablamos de la vida, todos deberíamos de coincidir en que se ha de defender y cuanto mas dependiente mayor aún.

Ahora con la bandera de ayudar a las mujeres, se les facilita todavía mas eliminar la vida que llevan dentro. Recordemos que la biología es objetiva y que no es un apéndice suyo, ni tejido fetal, ni de la propiedad de la madre, ya que tiene una identidad genética distinta a ella y por esto es un ser humano distinto a ella. Eso si, es un ser vivo que se desarrolla dentro de ella (no un tumor) que es altamente dependiente de ella y que requiere de su útero para comer y crecer, como nosotros del aire del entorno. No es cuestión de religión ni de fe. Es una realidad que parece que nos cuesta admitir. El derecho a nacer es un bien intrínseco, individual y para la colectividad. En el primer caso la razón es obvia. El no nacimiento comporta el negar la vida a una persona. Y la vida, no podemos olvidarlo, es un proceso sin saltos que se inicia en la concepción y no termina hasta la muerte.

Esta no es una afirmación de naturaleza moral sino técnica. La unión del óvulo con el espermatozoide genera un nuevo genotipo humano, único. A partir de este momento esta realidad humana se va configurando en un proceso de desarrollo que interactúa continuamente con el medio y determina la otra dimensión característica de todo ser vivo. El genotipo se forma en la concepción y es siempre el mismo y el fenotipo, evoluciona con el paso del tiempo sin romper con su ser original. Esta es la realidad del ser humano, librada a su natural desarrollo. No existen discontinuidades sino un proceso único que solo finaliza con la muerte y comienza nueve meses antes que el nacimiento. Esto no supone que cuando hay un embarazo no deseado se obligue a la madre a hacerse cargo de su hijo, ya que puede darlo en adopción, pero tampoco debería ser licito que condenen a muerte a ese niño que podría ser querido por otras familias, como así lo demuestran las demandas de adopción tanto nacional como internacional.

Pero lo que en ningún caso es admisible, como persigue el gobierno, y como de hecho se viene haciendo en la práctica, es suprimir el derecho a nacer y convertirlo en un acto graciable que depende de la voluntad de otro, de la madre. Es bueno que la madre decida sobre su cuerpo, pero no sobre el cuerpo de otro ser vivo, aunque sea su hijo. Me sorprende como esta clase política utilizan el asunto en términos electorales. Es triste que la vida y la muerte hayan quedado reducidas a un puñado de votos.

LIBERTAD DE VIVIR

Por la “prensa” nos hemos enterado lo fácil que es abortar en nuestro país.

Existen bastantes clínicas abortivas y médicos sin ética profesional, ni sensibilidad humana; Es cuestión de dinero ( tres mil euros ), para deshacerse de un feto, de una vida humana … El perfil de estás féminas es de jóvenes, soltera y algunas repiten este error. Ya es penoso, cruel efectuar un aborto en los tres casos que marca la ley vigente (violación, malformación del feto, riesgo de muerte para la madre). Dentro de las semanas de gestación permitidas. Esto se acepta pensando que en un ser querido (hijas, nueras, nietas) se pudieran encontrarse en una de estás situaciones. ¿Es conveniencia? NO, es amor de padres, esposos y abuelos.

La mujer reclama libertad, para hacer con su cuerpo lo que desee ¡¡ Nadie se lo impide ¡! Si son adultas para tener libertad sexual, que utilicen los métodos anticonceptivos que hay bastantes, en caso contrario, ser responsables, maduras y tener la valentía para dar vida a su hijo. ¿que culpa tiene la nueva vida indefensa, de ser engendrado por personas de mentes llenas de libertades para una vida sexual, promiscua y no por el sentimiento de cariño? Los hijos del amor, son deseados, queridos y enriquecen la vida a las parejas, los ven tan desprotegidos, que los cuidan, miman y se preocupan por ellos. Los padres está, para tener la responsabilidad de proteger a sus pequeños con sus defectos y virtudes.

¿El sexo femenino, es libre para abortar? Quitar la vida a un inocente; nadie tiene derecho sobre la vida de otra persona, ni a destruir una vida humana, nueva e insustituible. ¿Dónde está la moral, la ética, los sentimientos y el cariño de madre? Siempre se ha dicho, que donde más protegido está un hijo es en el vientre materno. Están las mujeres informadas correctamente, del riesgo que plantea un aborto, en su salud, física y psíquica. Un bebé es creado por dos personas, una mujer y un hombre, es un binomio natural.

¿Por que la responsabilidad de tomar tan dura decisión es solo de la mujer? ¿el hombre no aporta nada? ¿No es responsable de esta nueva vida? ¿ no tiene derecho a opinar sobre su hijo? Antes de destruir una vida, siempre esta la posibilidad de dar al recién nacido en adopción. Dar facilidad, motivar a las madres en la gestación con ayudas sociales y económicas.  Agilizar en nuestro país las leyes de adopción. Así no se perderían vidas inocentes…Vivimos en una sociedad presumiblemente de libertades.Esta reflexión es personal y particular.

Una experiencia dura y positiva

 

Soy una sencilla ama de casa y con estas letras me gustaría ayudar a las personas que como yo, están atravesando una etapa oscura, complicada. Me refiero a la enfermedad del siglo XXI. La depresión, te destruye, te cambia por completo, ni tú te reconoces.

Todo te da igual, incluso no te importa morir, hasta tu familia que es lo que mas quieres pasas de ella, te molesta; los que desean ayudarte no te comprenden, como van hacerlo si a veces tampoco nos entendemos nosotros, es muy difícil entender nuestros cambios sin motivos ni problemas aparentes así es esta dura enfermedad. No se expresar lo que se siente es como cuando eres madre una sensación inexplicable, pero es todo lo contrario, ser madre es alegría, satisfacción, un placer. La depresión es tristeza, malestar, desosiego, inquietud, ansiedad, te hace sentir mal, te vuelve huraña, extraña, insegura y acomplejada. Si no pones de tu parte, no saldrás del túnel por muchas pastillas que tomes y el psicólogo te ayude a ver la vida de otra manera, nos enseña a querernos y respetarnos a nosotros mismos.

Un día me mire al espejo, lo que vi no me gusto” me asuste”, pensé debo salir de esta dolencia, no es fácil hay que ser valiente y firme, estar segura de ti hay que conseguirlo por nosotros y nuestras familias que nos quieren necesitan y sufren. En las recaídas tienes que luchar para no volver a la oscuridad y mostrar que eres fuerte, a veces es difícil cumplir este reto o desafió, hay esta la fortaleza, la constancia y nuestro tesón. Esto nos garantiza el éxito pero no sin sacrificio. Hay que saber florecer como la primavera, que es nuestra enemiga. Si el puzzle se rompe saber colocar cada pieza en su lugar para construirlo de nuevo. Al despertar y levantarme si me siento triste existe una frase que pongo en mi boca y la digo en voz alta “hoy tiene que ser un gran día” las cosas negativas de ayer no existen, es pasado. Cada día es nuevo, diferente. Ser positivos ver la parte buena de las cosas, siempre la tiene ¡buscarla! Ser optimistas pensar que lo favorable se vuelve beneficioso y bueno, lo negativo es dañino y perjudicial, ver la vida con optimismo, gozo, euforia, ilusión y alegría. Olvidarnos de tristezas, llantos y pensamientos

A todos los que estéis pasando por esta enfermedad tan difícil de entender, hay que padecerla para comprender lo que se siente. Cuando empiezas a salir de ella a ver la luz necesitas la gente y la calle, hacer todo lo que os de paz y serenidad, se ve la vida con otros valores interesa más el interior que el exterior de las personas. Sientes la necesidad de sentirte útil. Los sentimientos se vuelven más sensibles y débiles. Espero haberos ayudado. Yo si me siento mejor después de mostrar mis sentimientos y compartirlo con vosotros. Nunca pensé que pudiera pintar, hacer manualidades y escribir sin darme vergüenza de compartirlo con los demás.

Animo adelante pensar que hay mas personas luchando como vosotros para salir adelante. Si se quiere, con ilusión, se gana la batalla. Gracias por leer estas sencillas letras.

 

Lorety.